Hoy, 1 de junio se inaugura oficialmente en Suiza el túnel de base de San Gotardo, el más  largo del planeta, cuyo servicio regular comenzará en diciembre.

Esta maravilla de la ingeniería permitirá unir más rápida y eficientemente el sur y el norte de Europa, una comunicación que siempre se ha visto dificultada por las escarpadas y casi infranqueables montañas de los Alpes, agilizando el tránsito de mercancías y personas y reduciendo la contaminación causada por el tráfico de vehículos.

Tiempo de construcción: 17 años
Longitud 57,1 km
Costo: US$ 12.500 millones
Personal empleado: 2.600

AgruquerotunelSanGotardo

La excavación se lleva a cabo con una tuneladora mediante perforación y voladura. Después se aplica una capa de seguridad exterior con hormigón proyectado, sobre el cual se monta la capa de drenaje. Ésta se fija en el hormigón con pernos de disparo y en el mismo paso se fijan las arandelas adhesivas. Éstas sujetarán más tarde el plástico aislante forrado con fieltro especial.

Las bandas impermeabilizantes de plástico se sueldan con un gigante de 2 metros de ancho y 250 de largo: el llamado “Gusano“. En el “Gusano“ se monta la capa de drenaje y se fijan las arandelas adhesivas. Después, con un dispositivo especial, se desenrollan las bandas impermeabilizantes de plástico y se presionan contra las arandelas adhesivas.

A continuación, los traslapes de las bandas se sueldan con la soldadora automática TWINNY S de Leister, garantizando la impermeabilidad y la durabilidad. Una vez más, se confirma la eficacia de este compacto equipo de cuña combinada. Incluso la soldadura de techos es posible: la TWINNY S prensa ambas bandas y puede levantarse al soldar de forma sencilla y segura. La soldadura se realiza prácticamente sola. Y en caso necesario, el sentido de soldadura puede corregirse sin problemas ni interrupciones. La presión de prensado y la velocidad y temperatura de soldadura pueden adaptarse a los requisitos del momento. A pesar de su reducido tamaño, con la TWINNY S se consiguen velocidades de soldadura de hasta 2 m/min, dependiendo de la presión de prensado.

Soldadura de techos con la TWINNY S
Soldadura de techos con la TWINNY S

Para garantizar la mayor seguridad posible, en cada soldadura a traslape se hace con un canal de prueba. Esto se lleva a cabo mediante un rodillo de presión especialmente creado para ello con el que cuenta la TWINNY S. Gracias a él, se obtienen dos cordones de soldadura paralelos de 15 mm cada uno. El canal de prueba que se crea entre ellos tiene una abertura de 20 mm. Con él puede comprobarse la impermeabilidad mediante aire comprimido.

Las pruebas de pelado se realizan en laboratorio, pero también en sitio con el comprobador EXAMO de Leister
Las pruebas de pelado se realizan en laboratorio, pero también en sitio con el comprobador EXAMO de Leister

El aislamiento de la obra la protege de las filtraciones de agua de montaña. A ambos lados, en los tubos de drenaje se acumula el agua desviada. Ésta se recoge en el gran tubo colector intermedio y se transporta a las salidas del túnel. Unos perfiles de junta de impermeabilidad empotrados en el hormigón a ambos lados de la solera concluye el “paraguas“. Aquí se unen el aislamiento paraguas y la parte trasera de las juntas de impermeabilidad. Este complicado trabajo, realizado en un espacio reducido se lleva a cabo con una soldadora semiautomática ligera y manejable, la TRIAC DRIVE de Leister.

Complicados trabajos de soldadura en el aislamiento de la solera se realizan con la TRIAC DRIVE
Complicados trabajos de soldadura en el aislamiento de la solera se realizan con la TRIAC DRIVE
Equipos Leister utilizados en la obra de la NEAT
Equipos Leister utilizados en la obra de la NEAT