La soldadura de termoplásticos es un proceso que consiste en unir superficies reblandeciéndolas con calor. Al soldar termoplásticos, uno de los componentes clave es el material en sí, pudiendo ser polietilenos, poliprolieno, PVC, etc. Pero aunque el proceso en sí es sencillo, es necesario disponer de una mínima formación para conseguir una soldadura resistente y de calidad.

La primera regla en soldadura de plástico es, que se debe soldar con materiales iguales, similares y compatibles entre ellos. Para obtener una soldadura fuerte y consistente, es necesario asegurarse de que la lámina o plancha y su varilla de soldadura sean idénticas; por ejemplo, soldar polipropileno con polipropileno, poliuretano con poliuretano o polietileno con polietileno.

Aquí van algunos consejos para soldar lámina de polietileno y los pasos a seguir para asegurar una soldadura correcta.

El polietileno (PE) es uno de los termoplásticos más fáciles de soldar y se usa para diferentes aplicaciones. Es resistente al impacto, tiene una resistencia excepcional a la abrasión, a la tracción, es mecanizable y tiene baja absorción de agua. Las aplicaciones probadas para PE son tanques, contenedores y revestimientos.

La regla más importante sobre la soldadura de polietileno es que puede soldar de baja a alta pero no de alta a baja. Esto significa que puede soldar la varilla de soldadura de polietileno de baja densidad (LDPE) a una lámina de polietileno de alta densidad (HDPE), pero no al revés. La razón de ser es bastante simple. Cuanto mayor sea la densidad, más difícil será romper los componentes a soldar. Si los componentes no se pueden desglosar a la misma velocidad, no se pueden unir correctamente. Además de asegurarse de que sus densidades sean compatibles, el polietileno es un plástico bastante fácil de soldar. Para soldar LDPE necesita tener la temperatura a aproximadamente 518 ° F / 270 ° C, el regulador debe ajustarse a aproximadamente 5-1 / 4 a 5-1 / 2 y el reóstato a 5. Como el PP, el HDPE se puede soldar a 572 ° F / 300 ° C.

Consejos para soldadura de polietileno (PE)

Antes de soldar, hay algunos puntos para tener en cuenta:

  • Limpiar la superficie a soldar.
  • Solapar las láminas al menos 10cm.
  • Si la soldadura de polietileno se realiza con dispositivos manuales de aire caliente, se deberá introducir la boquilla entre las dos láminas y calentar con el dispositivo de aire caliente presionando la unión con un rodillo para asegurar y fortalecer la unión.

¿Quieres más información sobre máquinas manuales para soldadura de polietileno por aire caliente? pincha aquí

  • Si la soldadura se realiza por cuña caliente, el proceso es mucho más sencillo. A medida que la máquina avanza de manera automática, los rodillos van presionando las zonas calentadas. Tanto la presión de los rodillos como la temperatura del aire y la velocidad de configuran de manera independiente.
  • Si la soldadura se realiza con extrusora y aporte de material, limpie todas las superficies, incluida la varilla de soldadura. Lije la lámina para la correcta adhesión de la varilla y con una presión firme y constante, presione la zapata de extrusión con la punta hacia abajo.

Teniendo en cuenta los consejos anteriores, la soldadura de polietileno puede ser un proceso bastante fácil de aprender. Practicar un poco y experimentar con los diferentes tipos de plásticos le ayudará a dominar el proceso. Para aplicaciones concretas puede contactar con nosotros, estaremos encantados de facilitarle formación sobre los diferentes procesos de soldadura y datos técnicos.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here